QUÉ PASA CON LA HOMEOPATÍA?

1162024[1]

QUÉ PASA CON LA HOMEOPATÍA?



  • La Homeopatía interviene en la crisis

La crisis se lleva todo por delante, claro que no es una crisis es un cambio de escenario, tan radical que se instaló para quedarse. Podría dirigir esta nota acerca de esta lucha-cruzada entre homeópatas y médicos abolicionistas hacia los fundamentos de la metodología científica. Pero no, prefiero comenzar por el escenario en que nos movemos.

La situación general es tan compleja como desfavorable: En España los médicos jóvenes que terminan el MIR no tienen trabajo muchos de ellos, algunos se presentan al MIR de una segunda especialidad, alguno hay que lo hace por tercera vez.
En un panorama tal de desaliento tienden a embestir contra todo lo que suponen es un obstáculo para sus realizaciones. Los que vivimos de la medicina privada parece que lo somos, les quitamos el trabajo, ganamos mucho dinero, somos ricos y mucho más. Errores de percepción.

Digo todo esto porque esta escaramuza es la última entre muchas, se origina entre los jóvenes, algunos médicos y otros no, que se atribuyen la representación de la ciencia. Y no alcanzan a entender que la medicina basada en evidencias si es excluyente entonces supone una gran pérdida.
Se trata de transmitirles que la medicina no es precisamente una ciencia sino una práctica basada en ciencias y también en conocimientos de otro orden que son utilísimos para el enfermo. Por eso la OMS (Organización Mundial de la Salud) defiende a las Medicinas Tradicionales.

  • El escéptico que no pudo suicidarse

Se puede visionar en You Tube un vídeo en que un joven escéptico aporta una prueba “irrefutable”. Se traga cerca de cincuenta comprimidos de un medicamento homeopático que se recomienda como sedante y nos muestra que no se duerme ni le ocurre nada.
La dificultad que tenemos para explicarle al gran público que esto no prueba nada acerca de la Homeopatía es justamente lo más trabajoso de todo este entuerto. El primer error lo comete el laboratorio que anuncia un producto homeopático indicado para la ansiedad. No es un error es una falsedad. Pero esto es simplemente una derivada de la contradicción entre una forma individualizada de hacer medicina, la Homeopatía y las empresas que fabrican y comercializan los medicamentos homeopáticos estandarizados.

Pero … ¿y los homeópatas hemos cometido algún error en todo esto?
Desde hace algo más de treinta años vengo señalando que si bien la Homeopatía es un valor a defender no podemos hacerlo con los argumentos de hace dos siglos. De modo que debemos comenzar por una profunda auto crítica.
En el quehacer de un médico homeópata lo único evidente es eso, el quehacer, los resultados clínicos, la satisfacción de los usuarios. Pero no son demostrables ni la ley de Hering ni la teoría de los miasmas ni la energía vital entre otros conceptos.
Estamos en la era de la información y la Homeopatía es información sin materia y a mostrar esto debemos dirigir nuestros esfuerzos.
Sin embargo en las redes sociales, las mismas en donde se libra esta batalla encarnizada, hay muchas páginas que defienden que es desde el purismo desde donde la Homeopatía debe autoafirmarse. O sea que no quedan salidas, se es escéptico o se es dogmático.

  • Los falsos argumentos

Peor que no tener qué argumentar es usar argumentos falsos. Expondré con brevedad dos:

Los intereses de las multinacionales farmacéuticas quieren destruir a la Homeopatía. No tengo pruebas de esta afirmación pero parece coherente. Si los usuarios de la Homeopatía fueran mayoría es cierto que el gasto farmacéutico sería mucho menor. Claro que se tratara del caso de una Homeopatía no consumista. Porque muchos de estos usuarios tienen bolsas llenas de envases de remedios en gránulos y otras presentaciones. Y los han adquirido ellos, no se los ha proporcionado la Seguridad Social. Aun así el gasto global es incomparable en uno y otro caso.

Pero los intereses de las grandes farmacéuticas explican una parte de la andanada anti homeopática pero no validan la condición científica de la Homeopatía. No confundamos. La Homeopatía se defiende sola, no necesita mentar las miserias de las grandes farmacéuticas.

El segundo. A menudo se dice que el médico homeópata dedica al enfermo más tiempo que el alópata. Claro, por supuesto, el homeópata practica la medicina privada y le otorga al paciente todo el tiempo que él quiera. Y esto es así porque el método homeopático requiere minuciosidad en la consulta, es decir la dedicación es consustancial al método. Una medicina individualizada es incomparable a otra basada en protocolos.
Y aquí llegamos a uno de los núcleos del problema.

  • La medicina de protocolos

Hasta hace pocas décadas la medicina toda, era mucho más individualizada que en la actualidad. Hay seguramente muchas razones que explican por qué se ha llegado a la situación actual en que el médico debe por obligación seguir un protocolo. No dudo que será en beneficio del enfermo.

Pero protocolo y rigidez van unidos. Y cuando no se atiende a la variación individual el paciente muchas veces pierde. El médico no prescribe lo que quiere y utiliza los métodos diagnósticos que se le imponen. El sistema se felicita de las ventajas de este mecanismo. Pero  aquí volvemos al malestar de los médicos que ya adelantábamos en el comienzo de este artículo.
El médico se debate entre la rutina y la insatisfacción y este es otro condicionante que lo impulsa a arremeter contra la Homeopatía cuya práctica se presenta más libre y creativa.

  • Defender la Homeopatía

Decía más arriba que la Homeopatía se defiende sola con sus resultados y la satisfacción de los usuarios. Pero para discutir hay que argumentar y esto nos lleva a exponer razonadamente. Y entonces pregunto: ¿todas las afirmaciones de la Homeopatía como teoría son igualmente defendibles?. Por otra parte ¿todos los contenidos de la materia médica homeopática tienen el mismo valor?. Además ¿podemos sostener como a menudo se hace, que la Homeopatía puede curar a cualquier enfermo con cualquier enfermedad?
Desde luego que la respuesta es no. No les demos más razones a los enemigos de la Homeopatía para ridiculizarnos y atacarnos.

(tomado del Blog de Ricardo Ancarola)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Completar el Captcha para publicar. *